Tras su larga marcha, los ‘indignados’ llegan a Bruselas y son desalojados de un parque

Fuente: RTVE

Alrededor de un centenar de indignados procedentes de España han llegado este sábado a Bruselas tras dos y meses y medio de marcha y una semana antes de la primera gran jornada de movilización internacional del movimiento. En la capital belga, la policía ha impedido que acamparan en un parque y 48 personas han sido detenidas.

Al grito de “el pueblo unido jamás será vencido” los españoles hicieron su aparición en el parque Elisabeth situado junto a la basílica Kookelberg, donde les esperaban entre 200 y 300 simpatizantes del movimiento del 15-M belgas y de otras nacionalidades que les han recibido con aplausos y vítores, informa Efe.

Hace unos días, la administración de Koekelberg, zona situada a unos 2 kilómetros del centro histórico de Bruselas, denegó la autorización para establecer el campamento en la zona por considerar que el parque Elisabeth es un espacio protegido y no cuenta con los servicios necesarios.

Como alternativa, las autoridades del distrito han ofrecido este sábado la posibilidad de alojarse en una antigua universidad ubicada a escasos metros del parque, donde hay agua y electricidad, y advirtieron de que desalojarían a quienes persistieran en la idea de acampar.

Ver vídeo aquí

Debate entre los manifestantes

Los indignados han celebrado una reunión para decidir dónde instalarse en la que unos defendían quedarse en el parque para tener más visibilidad. Según Europa Press, pasadas dos horas la Policía ha advertido de que les desalojarían si no se iban voluntariamente al edificio.

Al parecer, entonces muchos han optado por retirarse a la antigua facultad mientras otro centenar seguía deliberando hasta que se han desplegado más de 120 efectivos antidisturbios y han confiscado una treintena de tiendas de campaña, según la misma agencia.

Finalmente un grupo de activistas se ha sentado en el suelo con la intención de resistir en el lugar, por lo que 48 han sido detenidos, según fuentes policiales citadas por Europa Press, que no han precisado cuántos de ellos son españoles.

Los indignados han dado otra versión y han dicho que han sufrido porrazos e incluso alguna mordedura de los perros de la policía frente a su resistencia pacífica.

El comisario jefe de Bruselas, Johan De Becker, ha explicado a la agencia que se les impondrá una falta administrativa y serán retenidos durante un plazo de 12 horas, transcurrido el cual se espera su puesta en libertad.

Una semana de acciones

La marcha hacia Bruselas partió de Madrid el 26 de julio. Antes, diversas marchas recorrieron España y fueron recogiendo por los pueblos y ciudades las reivindicaciones ciudadanas, fundamentalmente una regeneración de la democracia y una salida a la crisis que sitúe a las personas por encima de los mercados. Eso mismo han hecho a su paso por Francia y Bélgica.

 

 

 

Los indignados pasarán una semana en Bruselas repleta de actividades (bajo el título Agora Bruselas), que incluyen debates y talleres y que culminará el 15 de octubre con una manifestación a la que esperan que se sumen otros integrantes llegados de varios países.

Para ese día además hay convocadas manifestaciones en múltiples ciudades de todo el mundo.

#marchestobrussels

Designed by WPSHOWER

Powered by WordPress