Una marchante indignada golpeada brutalmente en la cara por un policía belga

El miércoles 12 de octubre de 2011, un grupo de unos treinta indignados decidió tomar el edificio de la sede del banco Dexia en Bruselas. Como caracteriza a este movimiento, la ocupación fue llevada de manera pacífica sentándose en los sillones  de la sala de recepción y pegando pancartas en las vidrieras que rodean esta planta. Minutos después unos policías uniformados y otros de paisano aparecieron en el edificio comenzando a empujar a los indignados con el objetivo de echarlos.
Éstos se dirigieron hacia la puerta de salida. Varios de ellos quedaron relegados y comenzaron a ser reducidos de manera violenta, puestos boca abajo y esposados por la espalda. Uno de los policías, vestido de paisano y que en ningún momento se identificó empujó a una de las indignadas de origen griego, cayendo ésta al suelo, tirándola de los pelos, arrastrándola y finalmente propinándole un puñetazo en la cara. Los del exterior apoyaban a sus compañeros gritando y cantando en contra de la violencia.
Cuando todos los retenidos estaban reunidos en el suelo, en círculo, el mismo policía que agredió anteriormente, volvió a propinar una patada en la cara a la misma agredida, mientras estaba esposada e indefensa, dejándole claras marcas de violencia en su rostro.
Después de un rato, las personas situadas en el exterior consiguieron dialogar con uno de los policías. Y prometieron que se marcharían si  liberaban a los retenidos.
Al cabo de 20 minutos las siete personas fueron liberadas y se unieron en un fuerte abrazo colectivo. Después siguieron su camino.

media center bruxelles
phones: spanish+ english:             +32 477622191
              francais:             +32 485988828

agorabxlpress@gmail.com

#marchestobrussels

Designed by WPSHOWER

Powered by WordPress